Los fugitivos golpistas huidos de la acción judicial están haciendo el ridículo por tierras europeas. Apoyados en que son diputados electos al parlamento de Europa, han dado hoy un sainete donde la autoridad comunitaria les ha dicho en su cara de paletos:

«No estoy en posición de tratarles como futuros miembros del Parlamento Europeo»

Semejante afirmación ha producido risas en todos los idiomas, incluido el catalán.

Ellos han sacado el disfraz de victimas, cuya responsabilidad la imputan a la España que odian y desean separarse, ya que hasta para apagar un fuego forestal acuden el Ejercito español del que dicen que procede de un estado vecino.

Estas gentes necesitan un reposo mental, porque de lo contrario los que estamos para el manicomio somos el resto de españoles.

Tomás de la Torre Lendinez

Deja un comentario