La lepra siempre ha sido considerada una enfermedad maldita en las antiguas culturas del Oriente Medio. Tanto que los pacientes de esta dolencia eran expulsados a vivir fuera en cuevas o chamizos hechos de cuatro ramas viejas. Hoy, en la sociedad actual, muchas personas no son echadas fuera de la convivencia, pero sufren marginaciones interiores por pensar de diferente manera, o por pretender disponer un lugar al sol de la  convivencia pacífica con todos. La Palabra de Dios de este domingo nos trae las siguientes enseñanzas: 1.- En la primera lectura encontramos cómo el sirio Naamán tras bañarse en el río Jordán obtiene la salud quitándose  la lepra que padecía. Es el […]

Leer Más →