Los afanes y proyectos mundanos están pinchando al público a comprar y atesorar los víveres necesarios para las grandes cenas navideñas, que son bacanales despampanantes comparadas con las que celebraban los protagonistas del extinto imperio romano. Por desgracia, han pasado más de dos mil años y el rebaño humano actúa de la misma manera. Una lástima.

Read More →