Existe dentro de la Iglesia Católica una corriente de pensamiento herético y marxista deseoso de quitar la fiesta de Cristo Rey del calendario cristiano. El Papa Pio XI en el año 1925 estableció esta gran solemnidad colocándola en el último domingo del año litúrgico. Todos los mártires fusilados durante la Guerra Civil murieron con el grito: Viva Cristo  Rey. Esto ponía a los criminales fuera de sí, porque ellos eran republicanos y marxistas. Hoy desean hacer revisionismo histórico como lo están haciendo en todos los lugares donde gobiernan.

La fiesta de Cristo Rey nos sugiere las siguientes líneas espirituales:

Ir a descargar

1.- La primera lectura del profeta Daniel nos habla de cómo el reino será eterno, a quien todas las naciones y reinos de este mundo se inclinarán y rendirán culto. No se refiere el profeta a un reino humano y terreno. Sino al Reino celestial que tendrá su culminación cuando el Señor venga entre las nubes con poder y gloria a juzgar a vivos y muertos.

Nunca, nadie, con sentido común, puede pensar que el reinado será terrenal. Los marxistas sí, porque creen que su “religión” puede embobar y dominar a los oprimidos haciéndolos más pobres y esclavos. Por eso prefieren llamar “sistema” en vez de reino. Es más republicano.

Van contra toda la Biblia. Para ellos da igual tirar y pisar toda la Palabra de Dios.

2.- En la segunda lectura tomada del libro del Apocalipsis se nos presenta Jesús, Rey de Reyes, que viene sobre las nubes, para librarnos del pecado y de la muerte, porque es el Alfa y la Omega, el principio y el fin de toda la historia de salvación.

Ningún otro Salvador puede ocupar el lugar de Jesús Redentor, que es Rey de Cielos y Tierra. Los llamados “salvadores” de los pueblos oprimidos no son más que dictadores aupados por la violencia de la lucha de clases, o del lenguaje de la ideología de género, o de sexo, para mantener a los seres humanos sin la visión redentora de Cristo Rey del Universo.

Los que desean despojar a Cristo como Rey, son unos pervertidos intelectuales y morales.

José Sánchez del Río. Martir cristero

3.- En el evangelio de san Juan, Pilatos le pregunta a Jesús si es Rey. Jesús afirma que sí lo es, pero que su Reino no es de este mundo, ya que si lo fuera su guardia habría actuado a favor de su libertad y de la falta  de un juicio legal encuadrado en un proceso justo. Algo que no fue.

Jesús, ante Pilatos, afirma ser Rey de Cielos y Tierra, Rey del Universo, Rey de vivos y muertos, Rey Eterno. Verdades que repelen a los marxistas actuales, ya que desprecian las monarquías humanas para implantar en sus lugares dictaduras únicas, donde los únicos que comen son los de la nomenclatura, mientras los demás mueren de hambre y están en el esclavismo moral.

Cristo Rey era pues el grito de los testigos de la fe ante los cristeros mejicanos, ante los republicanos españoles, ante los marxistas cubanos y venezolanos, porque Cristo Rey da libertad, justicia y paz, algo que quitan los seguidores de los marxismos de ayer y hoy.

Leave a Reply