Desde Londres donde está hoy el loco de la colina monclovita, ha tenido a bien hablar de los ERES andaluces. Los justifica afirmando que los implicados ya dejaron sus cargos orgánicos en el partido. Con eso basta.

Pero, es que ahora acaban de ser empitonados por otra falsificada manera de dar dinero, casi seis millones de euros, a Carnicas Molina, una empresa que ya no existe en Jaén, donde también estuvo pringada la filosofa Carmen, la de Cabra, que ahora goza de las mieles de un gobierno volcánico para la unidad española.

Estos socialistas no salen del cieno, como los cerdos, que es donde están muy a gusto de sus votantes, que igualmente hozan entre la mierda.

Tomás de la Torre Lendínez

Deja un comentario