El loco de la colina monclovita ha ido a la cumbre del clima. Ha soltado unas cuantas tonterías. Y se ha ido. Ha llegado en un coche eléctrico nuevo para que la gente viera su postureo. Mañana, por el contrario, tomará un Audi 8, de gasolina, para hacer el gamba a donde tenga que ir.

Aquí está la hipocresía de este tipo, que por la mañana es ecologista y por la tarde es quemador de gasolina. Y pretende ser presidente del gobierno un tipo tan falso, como éste. Mejor estaría en un manicomio. Ese es su sitio.

Tomás de la Torre Lendínez

Deja un comentario