Un amigo me pasa un vídeo de la comida compartida con un socialista de pro, con cargo provincial. El tipo es arrogante, embustero, fantasioso, capaz de convencer que dispone una fórmula mágica para poner a España a la altura de los mejores países, si el loco de la colina moncolovita llegara a ser investido presidente.

Lean el razonamiento de este socialista perdido en las nubes: «Si llegamos a gobernar el paro dejará de aumentar, los bancos dejarán de robar a la clase obrera, y el gobierno progresista creará trabajo para todos los españoles.»

Y se queda tan pancho y ancho. Esta gente come mentiras y se las creen a pie juntillas. Lo que no dice es el precio que ese cuesta al resto de los españoles apoyados por el glolpismo catalán y vasco que desean la separación de facto de España.

O ¿es que no leen los diarios, no oyen la radios, .. o no ven nada más que la Secta?.

Pobres tontos, que siguen a un loco…

Tomáss de la Torre Lendínez

Deja un comentario