Niños cristianos asesinados en Siria por el EI

A la vista de lo que hoy es un territorio islámico o islamizado cuesta creer en serio que, tras la traición del año 711, España se convirtiese en eso que se ha dado en llamar “crisol de tres culturas” o “paraíso andalusí”. Ni una cosa, ni la otra. No hubo tal crisol porque las tres culturas, cristiana, judía y musulmana, del mismo modo que sus tres religiones madre, católica, judía y musulmana, no se mezclaron nunca. En las tierras de conquista islámica, la represión se impuso de forma natural y lógica, tal y como manda su libro sagrado. Pensar o querer hacer creer cualquier otra cosa fuera de lo dictado en el Corán es no conocer la yihad predicada por el falso profeta o pretender hacer comulgar, al hombre moderno que se enfrenta al tema, con ruedas de molino.

Sobre el mito del paraíso andalusí tiene escrito un libro imprescindible el catedrático de español y portugués en la Universidad de Northwestern, Darío Fernández-Morera. Desde allí, ha tenido a bien atender nuestra llamada para explicarnos en qué consiste esta inversión de la historia, a qué obedece y a quién interesa.

Ir a descargar

Leave a Reply