El conductor de este falcón llamado España está borracho o loco.

Se ha pasado al Rey por el forro de los huevos, está tratando con el diablo y sus fuegos separatistas, quienes le toman el pelo como si fuera un imbécil más de los existentes en los manicomios, la Justicia sin la fuerza del ejecutivo es un papel viejo llevado por el viento callejero, la gente tiene miedo a un gobierno entre socialistas y comunistas, quienes desean hacer un referéndum en primavera sobre la oportunidad de la monarquía, con la intención de llegar al palacio real antes que nadie, la banca está temblando que llegue al poder una caterva de ignorantes y saqueen los fondos, como ya lo hicieron en los años treinta, Vivimos en un sin vivir extenuante, porque la gente no es tonta y ve lo que ocurre, que está por llegar.

Una noticia alumbra el horizonte:

Una nueva convocatoria electoral para fines de marzo.

¿Donde esta el papel para firmar ahora mismo?

Y mientras, al conductor borracho debe ser sacado de la Moncloa esposado camino de la cárcel por alta traición al Estado y la constitución.

Los socialistas deben poner a una persona sensata que nos lleve a las próximas elecciones, en caso contrario iremos a otra guerra civil.

Así no podemos seguir por mas días con el alma en vilo.

Tomas de la Torre Lendínez

Deja un comentario