Hemos pasado de un año a otro, como quien se bebe un vaso de agua sin darle importancia a su acción para satisfacer su sed. Los relojes andan y miden el tiempo. Los calendarios comienzan y acaban. Para Dios, que es eterno, los años son un ayer que pasó, una hierba que por la mañana está verde y por la tarde está seca por la acción del sol.

La Palabra de Dios de este día nos recuerda algunas verdades esenciales:

Ir a descargar

1.- La primera lectura es una bendición que recibe el pueblo de Israel. Iniciar el año con la bendición de Dios, es el mejor regalo que podemos recibir los cristianos. Cuando nos deseamos un feliz año nuevo, seguramente lo tomemos como un simple convencionalismo social.

Perdemos el tiempo si no deseamos un feliz año de corazón y con sentimiento bien dispuesto para desear lo mejor a quien nos dirigimos.

2.- La segunda lectura es un subrayar cómo Jesús ha nacido de una mujer, de una hija de Israel, de una familia dentro de las tribus del pueblo de Dios. En esta fecha del primer día del año estamos recibiendo una gran noticia: nosotros hemos nacido de una mujer, nuestra Madre, que el Señor nos entregará cuando esté para morir clavado en la Cruz.

Si sabemos que tenemos una Madre en el Cielo, es porque a algunos ya no la tenemos en la tierra, lo que supone que tengamos que recurrir a Ella cuando nos encontremos ante algún peligro sea de la índole que sea.

3.- En el evangelio de hoy se pone a Jesús su nombre, tal como el ángel se lo había dicho a María, su Madre y madre nuestra. Ahora, en estos tiempos, los nombres que se ponen a los hijos suelen apartarse de la tradicional costumbre de heredar los nombres de los abuelos o los padres.

Ahora, se opta por nombres muy lejanos del sentido cristiano del calendario católico. En estas fechas se usan nombres más propios de mascotas que de personas, aunque para algunos las mascotas son más importantes que las personas.

Debemos recuperar el sentido cristiano de los nombres que pongamos a los hijos o nietos, de lo contrario, estamos poniendo la base para destruir la cultura católica española.

Feliz y cristiano año nuevo a todos, amigos.

Leave a Reply