Acaba la Ume, unidad militar de emergencia, de apagar un incendio en Tarragona, donde los han considerado soldados de un estado extranjero, que han prestado sus servicios a una republiqueta de opereta existente en la mente calenturienta de unos catalanes dignos de un manicomio.

Como la pela es la pela, como el euro es el euro, las autoridades catalanas han dado de comer a unos soldados apagando el fuego durante doce horas, dándoles un bocadillo para niños de campamento escolar. Y encima, como eran de un ejército invasor le han cobrado 8 euros por la cara, cuando dentro había cuatro trozos de chorizo, seco y lleno de cenizas.

Quien desee ver una fotografía puede consultar el siguiente enlace:

https://okdiario.com/espana/sandwich-nino-5-lonchas-chorizo-comida-militares-incendio-tarragona-4317220

Ante semejante y tamaña acción contra España y sus soldados, el Ejercito español calla. Nosotros no. Lo dejamos por escrito para que cada lector saque sus propias consecuencias.

Tomás de la Torre Lendínez

Deja un comentario